El entrenador del Hércules de Alicante CF, Quique Hernández, explicó tras la victoria holgada ante el Sabadell que el vestuario blanquiazul está “muy contento por la necesidad que teníamos de ganar”, aunque reconoció que la victoria “no ha sido tan fácil como puede parecer con el tres a cero•. Para Hernández, lo mejor del resultado es que “es muy bueno para ganar en confianza”.

El Hércules encadena la segunda victoria consecutiva de la temporada en el Rico Pérez y se sitúa a solo un punto de la permanencia. Para ganar, tuvo que sufrir y todos los goles llegaron en la segunda parte. “Nunca se sabe cómo van a transcurrir los minutos. En la primera parte hemos empezado jugando muy bien, pero a partir del minuto 20 hemos tenido muchos problemas”, reconoció Quique Hernández, quien insistió en la dificultad del partido:  “No terminábamos las jugadas y nos han pillado en varios contraataques. De ahí que diga que no ha sido nada fácil el encuentro, ha sido complicado. La segunda parte con el 1-0 ya se ha puesto más de cara y hemos podido controlar un poco mejor”.
 
Quique Hernández destacó el trabajo colectivo de todo el grupo y se felicitó de que los delanteros hayan visto puerta: “Que los resultados sean buenos a nivel colectivo es lo más importante para que el equipo salga. Los delanteros necesitan confianza y la confianza te la dan los goles”. De Sugui, quien marcó el tercero para el Hércules, aseguró que “es un chaval con mucha proyección, por eso está entrenando con nosotros” y afirmó que “le estamos dando todo lo que se le puede dar porque creemos en él e irá progresando poco a poco”.
 
El entrenador blanquiazul comentó que el partido ante el Sabadell “es una muestra de lo que son dos equipos en zona de descenso”. “Es muy difícil jugar estando en descenso, necesitas resultados para salir de allí”, aseguró Hernández, quien confesó que “el descenso es un hábitat muy desagradable”. Quique también tuvo palabras para Hervás, que volvió al once inicial:  “Lleva mucho tiempo de parón y ha hecho una pretemporada distinta. Ha tenido que esperar su oportunidad, como todos, porque para que juegue él hay que quitar a otro, pero estoy muy contento con su trabajo. Para el tiempo que lleva sin jugar ha hecho un partido muy serio. No es nada fácil no tener minutos y hacerlo bien. Creo que ha hecho un muy buen partido con esas circunstancias”.