Día de descanso para la plantilla del Hércules, después de la victoria ante el Olot y la ofrenda a la Santa Faz. La plantilla volverá mañana a los entrenamientos, en un ambiente de optimismo pero también de prudencia porque todavía no se ha alcanzado el primer objetivo de la temporada. El delantero del Hércules, Javier Portillo, cree que el equipo crece “a pasos agigantados”, pero también recuerda que no se puede caer en la confianza ya que “este año hemos sido capaces de lo mejor y de lo peor”. “Llevamos una buena racha de quince puntos de dieciocho posibles, hay que seguir así, crecer cada día para llegar a la promoción en las mejores condiciones posibles”, aseguró el capitán del Hércules.

Javier Portillo mostró su satisfacción por el rendimiento del equipo ante el Olot y por el gol conseguido: “Está claro que es un alivio, siempre gusta marcar, aunque lo importante es la victoria que nos permite mantener un colchón de puntos con los perseguidores. Por momentos el equipo estuvo muy bien, era un día para dar un paso adelante y así lo hicimos”. Portillo agradeció al entrenador “la defensa que hace de los delanteros” y reconoció que es importante hacer autocrítica: “Es verdad que no llevamos la cifra de goles que quisiéramos, aunque también se hace otro tipo de trabajo importante para el equipo”.
 
El futbolista del Hércules aseguró que “cambiaría los goles por conseguir el objetivo del ascenso” y mostró su confianza en “lograr los tantos que den puntos y ayuden al equipo”. “Ahora tenemos que ser ambiciosos e ir a por la victoria en Reus para acercarnos al play off y, a partir de ahí, luchar por el ascenso”, concluyó.