José Luis Miñano lamenta la falta de regularidad del equipo y confiesa que se le quedaría “una espina clavada” si no consiguiera un ascenso con el Hércules.

El jugador blanquiazul, José Luis Miñano, ha transmitido su optimismo ante la compleja situación por la que pasa el Hércules en la tabla: “Soy una persona muy positiva y mientras haya vida hay esperanza. Ojalá se alineen los astros y tengamos esa fortuna que no hemos tenido durante la tenporada”. El mediocentro ha reconocido que “no se puede obviar que es difícil conseguir el objetivo” y ha instado en que el equipo se centre en ganar el domingo para después poder estar pendientes de los demás resultados.

Miñano ha achacado a la falta de regularidad como uno de los principales problemas de la plantilla herculana porque “haces un analisis general y, con la temporada que hemos hecho, a dia de hoy todavía tenemos posibilidades”. “Miras atrás y ves partidos en los que hemos dejado escapar puntos por pequeños detalles que serían vitales en este momento”, ha señalado el mediocentro de Alicante. Miñano ha comentado que no se ha planteado nada sobre su futuro porque “la situación no lo requiere” aunque ha confesado que “se me quedaría una espina clavada si me fuera sin haber ascendido con el Hércules”.