El extremo ha señalado que el cuerpo técnico les está “inculcando una mentalidad ganadora”

Jesús Alfaro afronta su tercera temporada como blanquiazul. El extremo naciedo en La Palma del Condado (Huelva) ha reconocido que “el año pasado fue muy malo”, pero que el nuevo cuerpo técnico les está “inculcando esa mentalidad ganadora que quizá perdimos el año pasado”.

Superadas las dos semanas de entrenamiento a las órdenes del entrenador David Cubillo y los dos primeros partidos de pretemporada, Alfaro afirma que “la idea es ser un bloque a nivel ofensivo, defensivo y en las acciones a balón parado. La categoría se marca por detalles y tenemos que cuidar hasta el más mínimo”.

“Me hizo mucha ilusión jugar después de seis meses”, declaraba el extremo herculano, que pudo debutar esta temporada en el segundo amistoso contra el Atlético Levante. “Me encontré muy bien a nivel físico, pensaba que iba a estar peor, así que estoy muy contento”.