El delantero del Hércules, Manuel Gato, se felicita de que cada vez sea más difícil entrar en el once de Vicente Mir. “El nivel del equipo aumenta y eso es bueno para logra el objetivo común que todos tenemos”,  asegura.

El delantero del Hércules, Manuel Gato, volvió ante el Barça B después de superar su lesión. Junto a Rafita, la presencia de Gato multiplica la competencia en la plantilla: “Aumentamos el nivel del equipo y eso es bueno. Ahora lo necesitamos y según pasen las jornadas más porque es al final cuando te juegas el trabajo de toda la temporada. Ojalá cada vez sea más complicado entrar en el once inicial”.

Gato aseguró que la plantilla tiene “un objetivo común que tenemos que alcanzar”. “Conforme se acerquen las últimas jornadas, dependiendo de nuestra situación, será más fácil o más difícil alcanzar la promoción de ascenso”, explicó Gato, quien cree que el equipo debe de seguir trabajando igual aunque en teoría se haya superado una parte dura del calendario: “El fútbol es impredecible. Hemos jugado contra buen parte de los rivales que están arriba, pero hay que seguir trabajando porque, sea cuál sea la situación de los rivales en la clasificación, no nos van a dar ninguna facilidad”.

El futbolista del Hércules abogó por no darle demasiada importancia a la superficie en la que tiene que jugar el equipo porque “hay que adaptarse”. “El equipo necesita de todos los futbolistas, ahora tengo que arrimar el hombro como todos. Es necesario minimizar los errores y hacer un juego que se adapte al rival y al campo”. concluyó.