Último partido del Hércules San Vicente en el Pabellón Municipal de San Vicente. Los blanquiazules buscarán una victoria en el que será su último partido de la temporada como locales. El rival será el colista Lymsa Sierra Salinas Villena, descendido matemáticamente hace varias jornadas.

En el apartado de buenas noticias cabe señalar que Parra se ha recuperado de ese hombro que resultó dislocado antes del choque ante UMA Antequera y que Pipi ha evolucionado muy favorablemente de su microrrotura muscular y podría llegar también al encuentro de sábado. En el de malas se ha confirmado que Josete se despide hasta la temporada que viene, su lesión en el abductor no ha mostrado mejorías y al igual que en los dos últimos partidos será de nuevo baja y los pronósticos médicos no señalan que pudiera llegar a Murcia en condiciones de jugar para terminar la temporada. A pesar de que los herculanos parten como favoritos desde el cuerpo técnico han calificado el partido como “trampa” ya que los rivales “buscarán la victoria de la temporada de cualquier manera”.

El Lymsa Sierra Salinas Villena, último clasificado sin puntuar aún en la Segunda División de la Liga Nacional de Fútbol Sala, llega a Alicante tras caer 1:3 ante Ferrol. Los de Jesús Sánchez se reforzaron en invierno con Mario Cano, Joaquín, Santi y Perdi, que han sumado calidad y mejora al equipo pero fue insuficiente para poder pelear por la salvación. El objetivo del equipo villenense será sumar una victoria antes de que concluya la semana que viene la temporada. Cani, Tole y el capitán Javi Amorós (ex UMA Antequera) son los más destacados del conjunto.

En la ida los de Jordi Durán se impusieron en Villena por 0:9. Desde las 17:30 horas la pelota comenzará a rodar sobre el parquet del Pabellón Municipal de San Vicente, con el arbitraje del murciano Hidalgo Marín y el alicantino Miñano Martínez.