El Hércules salva un punto ‘in extremis” después de remontar el 0-2 con el que se adelantó el Real Mallorca a falta de diez minutos para el final del partido. Dando una lección de garra y lucha, Quique de Lucas y Dioni se encargaron de igualar el marcador.. Gerard y Thomas avanzaron a los baleares.

El Hércules salva un punto ‘in extremis” después de remontar el 0-2 con el que se adelantó el Real Mallorca a falta de diez minutos para el final del partido. Dando una lección de garra y lucha, Quique de Lucas y Dioni se encargaron de igualar el marcador. Gerard y Thomas avanzaron a los baleares. 
 
Los alicantinos estuvieron más entonados en los primeros minutos de partido. Nada más arrancar el encuentro Eldin pudo adelantar al Hércules después de una buena jugada de Gai Assulin y Dioni. El remate del canterano herculano fue despejado en dos ocasiones por Miño.
 
El Real Mallorca trataba de entrar en el partido pero sólo a balón parado conseguía llevar cierto peligro a la meta defendida por Ismael Falcón. La ocasión más clara de los bermellones, en los primeros compases del choque, llegaría con un remate de cabeza de Nsue a la salida de un córner que tenía que sacar bajo los palos Javi Hervás.
 
Los hombres de Quique Hernández aprovechaban la velocidad de Gai Assulin y Ferreiro en banda para llevar peligro sobre la portería mallorquinista. Los blanquiazules tenían el control de balón pero no acababan de estar acertados de cara a portería. Sin embargo, el Mallorca si iba a aprovechar su segunda ocasión clara en el partido, un remate de Gerard adelantaba a los baleares en el marcador.
 
El gol hizo reaccionar al Hércules que empezó a atacar con mayor ímpetu. Escasos segundos después de encajar el tanto, Ferreiro puso un buen centro que un defensa bermellón se encargó de despejar justo cuando Dioni iba a empujarlo al fondo de la portería. Los locales lo intentaban y lo intentaban a través de las bandas pero no estaban acertados en los últimos metros.
 
Hernández movió el banquillo al descanso dando entrada a Javier Portillo y Quique de Lucas. El Mallorca se encerraba y esperaba tener una oportunidad a la contra para poder cerrar el encuentro. Lo cierto es que el Hércules tenía la posesión pero no encontraba el camino para crear ocasiones de cierto peligro. El conjunto entrenado por José Luis Oltra estaba correcto en tareas defensivas y no dejaba un metro a la creación de los herculanos.
 
El Real Mallorca se encontraría con el 0-2 en una de sus pocas llegadas al área de Falcón en la segunda mitad. Gerard le daba el pase de la muerte a Thomas y este se encargaba de superar al meta del Hércules. Quique Hernández gastaba su última bala dando entrada a Héctor Font, que se iba a encargar de darle otro ritmo al conjunto alicantino.
 
Quique de Lucas con un buen disparo desde la frontal animaba a la afición herculana poniendo el 1-2 en el marcador. A partir de este momento el Hércules creía en la posibilidad de igualar el partido y a base de coraje y esfuerzo lo iba a acabar consiguiendo.  Tras la salida de un córner el balón le caía a Font en la frontal y su disparo lo cabeceaba Dioni, cambiando la trayectoria y descolocando a Miño, y ponía el 2-2 en el marcador.
 
En este final de encuentro es cuando el Hércules se sentía más cómodo y pudo acabar ganando el partido con un disparo de Quique de Lucas que salía rozando la portería isleña. En el tiempo añadido Héctor Font vería la roja directa después de una entrada bastante peligrosa sobre Thomas.
 
El Hércules creyó en sus opciones en los minutos finales y a base de esfuerzo físico, garra y coraje consiguió salvar un punto en un partido que se había puesto muy cuesta arriba.
 
Hércules de Alicante: Falcón; Aitor, Pamarot, Borja G., Peña; H. Yuste, J. Hervás (46″ De Lucas), D. Ferreiro, G. Assulin (74″ Font); Eldin (46″ Portillo) y Dioni.
 
RCD Mallorca: Miño; Ximo, Nunes, Bigas (46″ Agus), Nsue; Íñigo, Martí, Thomas P., Alfaro (72″ Moreno); Gerard Moreno (87″ Geijo) y Casadesús.
 
Amonestaciones: Héctor Yuste, Borja Gómez y Dioni vieron amarilla por parte del Hércules. Bigas, Alfaro y Miño en el Mallorca. Héctor Font vio la roja directa en los blanquiazules.