El Hércules rompe su racha de victorias en casa y empata ante el Olímpic en un partido que dominó y en el que llevó la iniciativa ante un rival que supo sufrir y defender con orden su portería.

Manolo Herrero apostó por la continuidad y su once fue el mismo de las últimas jornadas. El equipo tuvo una buena salida al partido y el rosario de oportunidades fue grande en la primera parte. La primera nada más empezar, en el minuto cuatro, para Gato. El delantero blanquiazul se revolvió en el corazón del área para enganchar un buen disparo que sacó Diego. El Hércules afrontó el partido como en él ya es habitual en el José Rico Pérez, con autoridad y dominio. Bien por ambas bandas y con control en la zona ancha, volvió a disponer de otra clara oportunidad en un gol anulado a Nieto por falta de Juanma Espinosa al defensa. El extremo madrileño fue una pesadilla para el Olímpic por su banda. En una de sus arrancadas, dejó atrás su marca con una bicicleta y sirvió otro balón de gol a Chechu, quien no llegó por poco. También tuvo la suya Miñano con un disparo seco lejano y otra Peña. El Olímpic respiró en el tramo final de este primer acto y también dispuso de una ocasión en una serie de rechaces en el área que no aprovechó. 
 
En la segunda parte, el Hércules mantuvo el dominio, aunque no supo rentabilizarlo. Marcó primero, gracias al certero cabezazo de Pichu en el minuto 62, pero en vez buscar la pausa el partido se abrió en beneficio del Olímpic. El árbitro Salvador Lax castigó al Hércules con un penalti por empujón de Pichu en un saque de esquina. Lanzó Rulo a la grada, por encima del travesaño de la puerta defendida por Chema. Falló el penalti el Olímpic y acertó en una jugada posterior: una falta lateral que centró al área grande para que Navarro empujara a gol.  Con el partido algo enloquecido, el árbitro anuló un gol a Mariano después de una buena jugada entre Nieto y Gallar; Chema sacó dos buenas manos en sendas ocasiones visitantes y Mariano peinó un córner que debió acabar en gol. Tanto Olímpic como Hércules tuvieron sus opciones de romper las tablas, pero el marcador se mantuvo igual. El equipo de Manolo Herrero suma otra jornada más sin conocer derrota y el Hércules se mantiene en posición de promoción de ascenso. Sabe a poco porque la propuesta alicantina ha merecido mejor premio en las dos últimas jornadas.