El equipo de Lluis Planagumà suma seis puntos de seis y se posiciona en la zona alta.  El Hércules es líder empatado con el Conquense, los dos únicos equipos que suman dos triunfos. Emanà y Juanjo Nieto marcaron para los herculanos.

El Hércules enlazó su segunda victoria consecutiva ante el Villarreal B, en un partido donde mereció sentenciar antes y un resultado más holgado. Ante el talento del joven equipo groguet, el grupo de Planagumà antepuso un juego sólido, órdenado e incisivo en ataque. El técnico catalán solo hizo un cambio respecto al primer partido de Liga dando entrada a Fran Mérida por el lesionado Paco Candela. El equipo mostró la misma línea solvente y de ideas claras que ya evidenció ante el Ontinyent.

De hecho el Hércules mereció irse por delante en el marcador en la primera parte. Pudo marcar Chechu con un remate picado de cabeza, Carlos Martínez en un mano a mano con Joan y otra vez Chechu en otro cara a cara con el portero local. El equipo dominó y no sufrió en exceso. En la segunda parte llegaron todos los goles. El primer de Stephane Emanà. El delantero camerunés se estrenó con la camiseta blanquiazul aprovechando un gran pase de Carlos Martínez. El delantero herculano ganó la partida por velocidad a la defensa y definió bien ante la portería contraria para abrir el marcador. Corría el minuto 68 y el Hércules encarrilaba con justicia el marcador. Solo una jugada puntual, una falta muy bien ejecutada por Quintillà, permitió al Villarreal B empatar el partido. Cuando parecía que el empate era definitivo, un despeje de Juanjo Nieto botó ante Joan quien resvaló y no pudo evitar que la pelota entrara en la portería. Era el minuto 93 de partido.

El Hércules buscó hasta el último suspiro la portería contraria y la victoria y tuvo la suerte de encontrarse con el segundo gol. Victoria importante, seis de seis puntos seguidos, que sitúa al equipo primero de grupo empatados con el Conquense. El Hércules vuelve mañana al trabajo y jugará ante el Espanyol B el próximo sábado a las 19,00 horas con el objetivo de prolongar el buen inicio de Liga.