El Hércules pierde ante el líder de la competición. Peleó hasta el último suspiro por levantar el dos a cero que lograron los locales en la primera parte con goles de Ernest y Moussa. Marcó Borja para los alicantinos y el colegiado anuló dos goles a Benja y Jona por fuera de juego.

El Hércules saltó al terreno de juego con el mismo once que goleó al Barça B. Jesús Muñoz no realizó cambios y dio continuidad a la propuesta que tan bien funcionó en el RIco Pérez. El equipo tuvo un buen inicio, cerca de portería contraria y queriendo el balón. Pero demasiado pronto se torció el encuentro con un balón largo que sorprendió a la defensa alicantina. Ernest pudo recortar en el área y batir a Ismael Falcón en el inicio de encuentro. El golpe afectó al equipo. El Andorra, bien posicionado y muy bien adaptado a la superficie, esperó al Hércules y buscó salir a la contra. Muy vertical volvió a hacer daño cuando Moussa aprovechó un balón en la frontal para batir por alto a Falcón.

Con dos a cero en contra, el Hércules lo intentó de todas las maneras en la segunda parte. Pudo marcar Carlos Martínez de un remate de cabeza y fue muy incisivo Jesús Alfaro por la banda derecha. Con el equipo de Jesús Muñoz volcado buscando la portería contraria, Moha vio dos cartulinas en un minuto y dejó al Andorra con diez jugadores.Quedaban 20 minutos por delante, y el Hércules aprovechó la situación, se volcó en portería contraria y logró su gol con un disparo cruzado desde la izquierda de Borja. En este tramo de partido, el Hércules mereció el empate y el colegiado anuló dos goles por fuera de juego a Benja y a Jona. Murió en la orilla el equipo alicantino ante un líder que supo jugar su partido, bien organizado y letal en la contra.

El equipo tiró de coraje y lo intentó hasta el final para poder lograr por lo menos un empate y dar continuidad positiva a la victoria ante el Barça B. No pudo ser y ahora toca centrarse en otra batalla ante el Ebro el próximo domingo a las 19,00 horas.