Hoy la plantilla realizó el entrenamiento a puerta cerrada en el Rico Pérez de cara a afrontar el partido en Cádiz. David González, uno de los destacados en el partido de ida explicó que  la plantilla es plenamente consciente de que están ante un partido histórico y aseguró que la “eliminatoria está igualada al 50%”.

El futbolista canario quiso restar importancia a la presión que puedan ejercer los cadistas, no cree que esto pueda influir en el terreno de juego, y dice estar extramotivado  “por lo que nos estamos jugando, al final los de fuera no juegan, las fuerzas van a estar igualadas”.

El mediocentro afirmó que “la eliminatoria está a un 50%, va a ser un partido muy disputado”, que con tranquilidad y control de balón podrán tener mucho ganado. David González opinó que “no debemos ir a esperar a ver que pasa, tenemos que jugar como un partido más, son noventa minutos y tenemos que ir a ganar”.

Finalmente, respecto a la polémica arbitral por la falta no pitada a Chema en el gol del Cádiz, el futbolista lerestó importancia ya que considera que todos se pueden equivocar y solo desea que el árbitro pase desapercibido el próximo domingo. Terminó sus declaraciones afirmando que “ojalá nos queden 3 partidos más, confío en el equipo, estamos en un buen momento y tenemos que aprovecharlo”.