El jienense ha analizado los últimos resultados del conjunto blanquiazul y ha mostrado la preocupación de la plantilla por cambiar la situación ya que “no es normal pasar de sumar en cada partido a perderlo todo de la noche a la mañana”.

Chechu Flores, uno de los capitanes del Hércules de Alicante CF, ha realizado un ejercicio de autocrítica ante los medios en el que ha sentenciado la necesidad de que cada jugador “asuma su responsabilidad porque somos los culpables y en nuestras manos está revertir esta situación negativa”. “Hemos tomado conciencia estos días en el vestuario, tenemos que darle al ‘reset’ y mirar hacia adelante con energías renovadas”, ha confesado el jienense. Los de Luis García Tevenet han cosechado tres derrotas en los últimos cuatro encuentros después de una bagaje de cuatro victorias consecutivas con tan solo un gol encajado. Ante estos resultados Flores ha hecho referencia a las últimas temporadas en Segunda B, en las que el equipo ha pasado por unas dinámicas con similar irregularidad: “Es una copia de años anteriores. Parece que hasta que no llegamos a esta situación no reaccionamos y esto al final desgasta”. Además, la actuación del equipo en los enfrentamientos contra los de la parte alta de la tabla no ha sido la esperada, algo que el extremo herculano ha calificado como “inaceptable”.

Chechu Flores apuesta por mirar a los de atrás “porque vienen pisando fuerte”, tomarles distancia y rehacerse este domingo ante el Eldense, colista del grupo. Para el de Jaén el partido en el Nuevo Pepico Amat es el “más complicado” de los encuentros que restan por la presión que conlleva. “Todo el mundo cree que tendremos los tres puntos nada más bajar del autobús por la mala situación en la que están en Elda. Pero para ellos es muy importante ganar al Hércules porque es un derbi y necesitan hacer un pleno en los encuentros que quedan para tener opciones de salvarse”, ha explicado Flores. El herculano herculano, respecto a su lesión, ha afirmado que avanza de manera positiva y que ha pasado por momentos muy duros por no poder ayudar al equipo cuando más lo necesita.